El código fiscal actual y el sistema fragmentario han creado un ambiente de incertidumbre que es perjudicial para la economía nacional. Con más de 2,000 páginas, el código actual de impuestos federales es injusto, ineficiente e innecesariamente complejo. Recientes incrementos de impuestos sólo han exacerbado la necesidad de una reforma integral para ayudar a aumentar la competitividad de Estados Unidos y restaurar el crecimiento económico.

 

Mientras que algunos políticos consideran el incremento de impuestos la más conveniente solución para aumentar sus ingresos, reducir la deudas y financiar programas defectuosos dichas estrategias limitan la capacidad de que las economías locales y nacionales puedan producir más trabajos y puedan estimular una mayor inversión, – por lo contrario, siguen profundizando los actuales problemas económicos de la nación. La deuda y el déficit no pueden ser resueltos con más impuestos a estadounidenses que trabajan duro. Un gasto responsable y adecuadas políticas presupuestales deben ser implementados para limitar el gasto incontrolable.

 

Para mejorar el rendimiento económico, la reforma debe incluir cambios en los impuestos corporativos e individuales. La atención debería centrarse en simplificar el código para producir más empleos, mejores salarios, un gasto responsable y seguridad económica.

Videos