Foro

Cinco métodos efectivos para controlar el aumento de la inflación

La inflación está perjudicando a la comunidad hispana, pero podemos ajustarla con estas cinco soluciones. 

Read in English here

Si sus niveles de estrés han crecido por el aumento de la tasa de inflación del país, no está solo. El aumento del costo de la vida está cobrando un alto precio en los bolsillos de muchos estadounidenses, las facturas de víveres, el costo de la gasolina y  el nivel de estrés que genera tener que pagar más caro por los productos de primera necesidad.

Y los hispanos están sintiendo la situación financiera mucho más que otros estadounidenses.

Es hora de tomar las medidas necesarias para disminuir el costo de la vida en nuestra comunidad, y para todos los estadounidenses. Esto es lo que debe saber sobre la inflación y cómo puede ser parte de la solución de este problema para siempre:

¿Qué es la inflación? 

Para ponerlo simplemente, la inflación es cuando paga más, pero obtiene menos. La inflación devalúa el dólar y reduce su poder de compra.

Como resultado, usted paga más en lugares como las gasolineras y la tienda de comestibles, pero el dinero adicional que está pagando no le brinda ningún producto o servicio extra.

Es por eso que la respuesta a cómo disminuir el costo de vida para la comunidad hispana radica en abordar efectivamente la inflación.

¿Por qué aumenta la inflación?

Los políticos han sido rápidos en culpar la pandemia de COVID-19, la invasión inmoral e injusta de Rusia a Ucrania y los empresarios «codiciosos» como la causa del aumento de la inflación. Pero como dice el dicho, «cuando un dedo apunta hacia adelante, hay tres dedos que apuntan hacia tí».

Si bien hay algunos factores que causan la inflación, en última instancia, casi todos ellos apuntan a Washington, el gasto descabellado y la impresión de billetes realizada por nuestro gobierno.

La teoría económica básica dicta: cuanto más dinero imprima un gobierno, menos valdrá cada dólar. Sin embargo, a medida que el dólar vale cada vez menos, nuestro gobierno continúa imprimiendo y gastando cada vez más. 

La reserva monetaria de los Estados Unidos ha crecido más del 40 por ciento desde que comenzó la pandemia y nuestra deuda nacional alcanza más de $30 mil miillones de dólares, aproximadamente $240,000 por contribuyente. El gasto desproporcionado del gobierno, los préstamos, la impresión de dinero y las regulaciones a la gestión económiica de la libre empresa son los verdaderos culpables de la creciente inflación en los EE. UU. 

¿Cómo el aumento de la inflación afecta desproporcionadamente a la comunidad hispana? 

Los latinos han generado crecimiento económico en América durante años. Sin embargo, las empresas y los consumidores latinos se ven afectados por la creciente inflación más que otros grupos de estadounidenses. Aquí hay algunas razones para esto:

Los efectos de la inflación en las empresas latinas

A Hispanic man is shocked by the high gas prices he has to pay at the pump. The text reads, "Americans are paying too much for gas. Tell Washington: It's time to unleash American energy."

Primero, nuestra comunidad abre empresas a una tasa más rápida que otros grupos de población en casi todas las industrias. Y aunque estas firmas de propiedad latina amplían sus ingresos más rápido que el negocio estadounidense promedio, las tasas de inflación amenazan el poder adquisitivo de estas empresas. Al disminuir el poder adquisitivo producto de la inflación, los costos de suministros y servicios necesarios para administrar un negocio se elevan.

En resumen, el aumento de la inflación conduce a una disminución en las ganancias y un mayor gasto para los latinos propietarios de negocios. 

El efecto de la inflación en los consumidores hispanos 

De acuerdo con un informe de investigación del Banco de América, los hogares hispanos y afroamericanos gastan un porcentaje más alto de sus ingresos en productos básicos, como alimentos, gasolina y energía que otros estadounidenses. Estos bienes y servicios de necesidad básica son más propensos al aumento de precios que muchos otros bienes de consumo.

¿La consecuencia? En promedio, los consumidores latinos resultan más afectados por el impacto de la inflación que muchos otros estadounidenses. Para bajar el costo de la vida para la comunidad hispana, debemos enfrentar la inflación.

Los mejores métodos para controlar la inflación

Las malas políticas han causado la inflación, pero las buenas políticas pueden corregir estos errores. Estas son medidas que deben tomarse para controlar efectivamente la inflación:

1) Invertir en soluciones energéticas razonables

El costo de la gasolina en 2022 tiene mucho menos que ver con la guerra inmoral e injusta de Rusia en Ucrania de lo que la administración de Biden quisiera admitir. De hecho, la guerra se acaba de convertir en un expediente cómodo para la administración, mientras que instituyen políticas que restringen las opciones del consumidor y sofocan la innovación. Estas restriccioines no resuelven nada, más bien hacen que el precio de la gasolina se eleve más y más.

Para reducir los costos de energía, debemos exigir que el Congreso elimine las limitaciones a soluciones innovadoras para generar energía, se oponga a los costosos impuestos sobre las emisiones de carbono y simplifique los requisitos de permisos y  licencias para la creación y explotación de todo tipo de energía. 

2) Eliminar las prebendas del gobierno para un grupo exclusivo

Para que nuestra economía funcione correctamente, el gobierno es necesario un gobierno limitado. Su función se basará únicamente en la protección de los derechos individuales, hacer cumplir los contratos, castigar e impedir el fraude.

Desgraciadamente, nuestro país está muy lejos de este sistema ideal de mercado libre. En cambio, el gobierno ha estado escogiendo ganadores y perdedores, y otorgando favores a sus benefactores políticos. Por ejemplo, en un período de seis años, el gobierno federal repartió $4.4 billones a las 200 compañías principales del país.

¡Este es sólo un ejemplo del clientelismo, y solamente esto le costó a cada hogar estadounidense aproximadamente $35,000! Es hora de poner fin a todos los favoritismos del gobierno, incluidos los subsidios, créditos fiscales y regulaciones anticompetitivas. 

3) Reducir drásticamente la burocracia y las regulaciones

¿Se pregunta qué hay detrás de esos precios elevados en la tienda? Parte del problema es la excesiva regulación comercial. Las limitaciones  al comercio, como la Ley de Jones y las tarifas de fertilizantes, han obligado a los fabricantes a enviar sus productos de manera más lenta y costosa.

Por ejemplo, la Ley de Jones de 1920 requiere que toda la carga enviada entre los puertos de los Estados Unidos se realice en barcos construidos en Estados Unidos, con tripulación estadounidense y de propiedad estadounidense. Esta ley anticuada elimina la competencia, lo que lleva a los altos costos de envío. Esos costos se transfieren entonces, al precio que usted paga como comprador.

Si el Congreso en verdad quiere descubrir cómo solucionar los problemas de la cadena de suministros, debe comenzar por reducir la burocracia y las regulaciones que están sofocando el mercado libre. ¡Dígale a su congresista que los aranceles comerciales, la Ley de Jones y otras regulaciones agobiantes deben desaparecer!

4) Asumir los beneficios de los contratos de trabajo flexibles

¿Por qué han bajado los salarios a medida que los precios se disparan? Debido a que las barreras estatales y federales devalúan el trabajo, crean ciclos de dependencia y evitan que las personas encuentren satisfacción en la profesión de su elección. El gobierno está ignorando los beneficios que conllevan los contratos de trabajo flexibles que le dan a los estadounidenses el control de su salario.

Esto tiene que cambiar. Necesitamos una legislación que facilite a las personas ir en busca de su independencia y de carreras flexibles y políticas que faciliten los horarios y la ubicación de su trabajo. 

5) Únase al movimiento para frenar el gasto gubernamental 

Controlar la inflación es la prioridad política número uno para la mayoría de los latinos. Sin embargo, para lograr que disminuya el costo de la vida para la comunidad hispana, debemos exigir que las palabras se conviertan en hechos.

Únase  a nosotros para pedir a sus legisladores que acaben con el gasto imprudente, permitan que los productores de energía produzcan, brinden a los trabajadores la libertad que necesitan para lograr el éxito, y liberen el mercado libre de regulaciones agobiantes e intereses especiales.

Envíe este mensaje a sus funcionarios electos.